Acompañamiento terapéutico pedagogico para niños con epilepsias de difícil control

 

Se recibe el caso de una niña de 4 años diagnosticada con Síndrome de West, al ver que los padres no encuentran una programa educativo adecuado para su hija; nos ponemos como reto poder ayudarlos creando este programa.

Gracias al trabajo de los familiares y de nuestro equipo es que somos el único programa de atención integral y personalizada a niños con Síndrome de West y epilepsias de difícil control.

Este programa requiere atención personalizada, ya que los niños que lo padecen tienen graves dificultades para poder vivir una vida independiente.

Los diferentes tipos de terapias que se brindan les permiten poco a poco adquirir habilidades comunicativas, cognitivas y físicas.

Se brinda a los padres de familia información acerca de este Síndrome que les permita adquirir herramientas y estrategias de relación, cuidado y contención emocional en casa.

Este programa no es exclusivo de niños con Síndrome de West sino que lo pueden llevar pacientes diagnosticados con epilepsias de difícil control.

Se tiene el apoyo de médicos, neurólogos y gastroenterólogos de consulta externa que apoyan tanto en el diagnóstico como en la medicación y seguimiento.

El programa busca la integración familiar y social de los niños, se conforma por lo siguiente:

Este programa requiere de que el niño lleve a cabo todas las terapias, por lo que tiene un horario escolarizado de lunes a viernes de 10 a.m. a 3 p.m. En donde cada niño trabaja de manera individual con su maestra personalizada.

En un espacio físico adaptado y adecuado a las actividades y cuidado de los niños.

En caso de que un niño no pueda tener una maestra personalizada, se tienen las Asesorías Pedagógicas las cuales consisten en:

La capitación del cuidador primario, para aplicar el programa pedagógico con acompañamiento terapéutico, en casa. El programa será diseñado dependiendo la valoración inicial, los avances y necesidades del cuidador primario y el niño.

Sabemos las dificultades que tiene una familia con un niño con epilepsia. Sabemos de qué todos los días hay imprevistos, las continuas citas al doctor, las dificultades de traslado y las dinámicas que se generan dentro de la familia. Por tal motivo, es que proponemos una comunicación muy cercana, en donde nos interesa apoyarte y donde no es motivo de atraso los cambios o faltas en las asesorías, sabemos que tu principal objetivo es el bienestar de tu familia y que harás todo lo posible por estar presente y ser constante. Así que no te preocupes si tu pequeño no puede realizar las tareas asignadas porque esté enfermo o en crisis, dos ingredientes principales en esta formación son la paciencia y la aceptación.

Iniciar sesión

Recuérdeme